¿Quieres comprar un negocio? Hay muchos factores a considerar para asegurarse de comprar un negocio adecuado y probado.

Al comprar un negocio, hay algunas preguntas clave que debe hacer:

¿Cuál es la historia de la empresa?

¿Desde cuándo funciona el negocio?

¿Qué te hizo decidir vender el negocio ahora?

¿Te importaría contarme más sobre el modelo de negocio?

¿Cuántos ingresos o ganancias generó la empresa en los últimos 2 o 3 años?

Al valorar el negocio, ¿qué factores consideró? ¿Cómo se determinó el valor? ¿Se utilizó un experto independiente calificado?

¿Eres flexible con el precio de venta?

¿El precio de venta incluye qué activos y pasivos (deudas)?

¿Preferiría estructurar la venta de una manera particular?

¿Cuáles son los términos y las tasas para el financiamiento del vendedor y si está disponible? Por lo general, el 10-25% del precio de compra está cubierto por el financiamiento del vendedor, lo que demuestra la confianza del vendedor tanto en el negocio como en el comprador.

¿Estaría dispuesto a esperar mientras busco financiamiento externo?

Tienes que mostrarles el dinero.

Un vendedor querrá saber cómo planea pagar el negocio, lo que probablemente sea a través de un préstamo bancario y un pago inicial suficiente de recursos personales. Sin embargo, también buscarán una pasión por el negocio y un interés sincero en él.

Es importante proporcionar evidencia de su capacidad para pagar un negocio cuando pregunta y hace una oferta en firme sobre un negocio en venta. La opción más obvia es un préstamo bancario, pero también hay otras opciones.

Dependiendo del tipo de negocio que desee vender, así como de sus circunstancias personales, se determinará el mejor curso de acción.

No tendrá que sacrificar una parte de las ganancias del negocio a los inversionistas o reembolsos de préstamos si puede permitirse comprar el negocio directamente sin préstamos ni inversiones externas.

Financiamiento a través de la deuda

Los préstamos comerciales son un tipo de financiamiento de deuda provisto por sociedades de construcción o cooperativas de crédito. Una persona o empresa pide dinero prestado a un prestamista y luego lo devuelve con intereses dentro de un período de tiempo específico.

Encontrará diferentes tasas de interés, plazos de pago y otros términos según el prestamista y qué tan riesgosa se considere su propuesta. El préstamo se puede garantizar con cualquier activo que posea, generalmente una casa, para obtener mejores condiciones.

Probablemente pueda pedir prestado más de sus ahorros personales si tiene más dinero para contribuir.

Tómese un momento para ponerse en el lugar del vendedor y considere lo que le gustaría lograr.

Puede ser sincero acerca de lo que quieren y pueden hacer que esto sea más fácil para usted. Otros pueden mantener sus cartas cerca de su pecho.

Podrá cumplir con ambas partes a mitad de camino si sabe cuáles son sus objetivos de la negociación.

La confianza es el factor más importante para el vendedor. Afirme su confiabilidad y su sinceridad en su interés en el negocio que el vendedor ha trabajado duro para construir.

Si eres honesto y directo sobre lo que quieres, las posibilidades de que te devuelvan el favor aumentarán. No haga que el vendedor sienta que está tratando de aprovecharse de él.

¿Cuáles son tus metas?

Traiga su preparación para la negociación a la mesa para que pueda discutir todas las opciones. Decida su resultado ideal desde el principio.

Si el vendedor quiere cruzar ciertas “líneas rojas”, esté dispuesto a ceder, pero también sea firme. Supongamos, por ejemplo, que la empresa depende en gran medida del propietario que se va y usted decide insistir en que el propietario se quede durante un período de transición.

Es complicado lograr el equilibrio adecuado entre no retroceder con demasiada facilidad y no parecer tercamente en contra del compromiso.

El proceso de compra de una empresa es complejo e implica una serie de pasos.

Durante el proceso de compra, cada negocio enfrenta desafíos específicos. Como resultado, es importante que se familiarice con el proceso general, para que sepa qué pasos tomar.

En nuestra guía, le brindamos un recurso integral que le brinda consejos e información sobre cómo navegar por las tres fases más importantes de la compra de un negocio.

El primer paso del proceso de compra es determinar su presupuesto

La compra de un negocio comienza con la preparación. Es importante realizar varias tareas para determinar si tiene la capacidad de administrar una empresa, si existe el mercado para su empresa y si se puede comprar el negocio adecuado.

Para que una empresa tenga éxito, debe satisfacer las necesidades de su público objetivo y ocupar una posición cuidadosamente considerada en su mercado.

El primer paso es realizar una investigación para determinar el mercado, los clientes y sus necesidades. Es imperativo determinar si existe o no suficiente demanda para el producto o servicio, y luego ser realista al respecto.

Considere hablar con un especialista en investigación de mercado sobre la industria en la que está pensando comprar.

Al revisar sus planes y compararlos con el mercado, un especialista puede ayudarlo a determinar si el negocio que desea comprar tiene una audiencia.

Formaliza tu oferta

Muchas personas comienzan a sentir la realidad de ser dueño de un negocio cuando hacen una oferta formal. Tienes un plan de negocios, financiación y representación. Todo lo que tienes que hacer ahora es convertirte en el dueño del negocio.

Debe tener en cuenta que el precio de venta de una empresa suele ser negociable antes de enviar su oferta. Puede que no esté de más hacer una oferta más baja que el precio solicitado, incluso si el vendedor rechaza su oferta inicial.

Prepárese para explicar por qué cree que su oferta debe ser aceptada cuando haga su oferta. Si es posible, enfatice su voluntad de avanzar rápidamente en el proceso como un incentivo para el vendedor.

Si sus números proyectados muestran que podrá recuperar los costos rápidamente, también puede ofrecer más que el precio solicitado para obtener el trabajo.

Hay momentos en los que puede encontrarse en una guerra de ofertas con otros compradores, y no debe dejarse atrapar por la emoción. Usando nuevamente sus cálculos financieros, determine la cantidad máxima que está dispuesto a pagar y respétela.

Por lo general, entra en lo que se conoce como un acuerdo de ‘jefes de términos’ con el vendedor una vez que ha acordado el precio, la estructura y los términos de la transacción. Representa el acuerdo entre las partes sobre el precio, los términos básicos y los principios fundamentales que rigen la transacción.

MarlboroughBarn.com